Get Adobe Flash player

Materiales para la protección pasiva contra incendios

La protección pasiva contra el fuego se sirve de varios materiales que evitanel inicio del fuego, su propagación y se encargan de la protección estructural del edificio, proporcionando garantías de éxito a los equipos de extinción.

Los materiales más habituales para los fines de la protección pasiva son el mortero de perlita y vermiculita, la lana de roca y los paneles de yeso ignífugos especialmente diseñados para tal fin.

El mortero de perlita está compuesto por áridos ligeros de perlita y vermiculita, ligantes hidráulicos, controladores del adormecimiento y material rodante de proyección. La perlita es una roca volcánica vítrea que contiene agua en su molécula. No es tóxica y es incombustible, además de ligera. Lo importante de este material es que incluso a una temperatura de 1.200 ºC sigue manteniendo sus propiedades iniciales. La aplicación del mortero se hace por proyección mediante un sistema de bombeo. Es un sistema muy útil para ingnifugar techos irregulares o con vigas, ya que se adapta absolutamente al relieve que tenga el techo, cubriendo su superfície. Este material permite tiempos de evacuación de entre 120 y 240 minutos, dependiendo del material sobre el que esté proyectado.

La lana de roca es un material que proviene del procesado de una roca basáltica a alta temperatura, a la que se añade durante el proceso una pequeña cantidad de ligante orgánico. El resultado es un material esponjoso de estructura fibrosa, que contiene aire prácticamente inmóvil en su interior. Este material conserva sus propiedades a temperaturas de más de 1000ºC, es termoestable y no produce gases tóxicos

Por último, encontramos tabiquería de yeso. Son paneles a los que se ha añadido al yeso (ya de por sí ignífugo) lana de roca para augmentar su resistencia al fuego. Tienen la ventaja de poderse superponer unos con otros para augmentar su tiempo de resistencia, cosa que los hace muy versátiles.

Estos materiales son sometidos a ensayos muy estrictos en laboratorios acreditados y tienen que cumplir las normativas establecidas por ley.  Para su instalación se recomienda, con el fin de garantizar su efectividad, que sean instalados por especialistas.

Los comentarios están cerrados.