Get Adobe Flash player

Mantenimiento de tejados en Cerdanyola

Un buen aislamiento para el hogar puede ser conseguido por un buen mantenimiento que proteja de contaminación acústica, de la humedad y de las goteras.

Para el óptimo mantenimiento de tejados en cerdanyola debería tenerse en cuenta una serie de aspectos que sin duda mejorarán la calidad del aislamiento contra la contaminación acústica, contra la humedad y contra las goteras.

Las goteras formadas a través de tejados y cubiertas suelen seguir un curso hasta que se transforman en manchas en la pared. Estas filtraciones se producen entre los perfiles deteriorados o en algún hueco entre tejas sueltas. Para localizarlas, te damos un consejo: las goteras suelen verse como puntos de luz en el tejado. Si las encuentras, basta con introducir un clavo en el techo de la casa de abajo a arriba atravesando la cubierta, para marcar el punto a sellar. A continuación, se puede atar un cordel al clavo para guiar el agua hacia un cubo hasta que se repare la gotera.

Esta es solo una solución provisional para nuestros tejados hasta que se arregle el desperfecto, pero así conseguiremos mantener las goteras a raya mientras no se pueda disponer de asistencia técnica.

Por otra parte, también existe la famosa condensación, que ocurre cuando existe una mala circulación del aire bajo las tejas. Esta circulación evita el contraste de temperaturas entre la superficie del tejado y la parte inferior. Para solucionar esto, hay que conseguir una correcta ventilación y aislamiento de la vivienda durante su construcción.

Para cualquier información adicional, puede ponerse en contacto con nosotros y le ofreceremos mantenimiento y aislamiento para sus tejados en Cerdanyola.

Productos naturales para el mantenimiento de terrazas y jardines

Para el mantenimiento de nuestros jardines y terrazas, en concreto de los muros, cercos, muebles de madera, senderos, luminarias y cualquier otro artefacto allí presente, se pueden utilizar productos no contaminantes.

Al construir y edificar, irremediablemente se produce un impacto ambiental. Tratar de minimizar dentro de lo posible dicho impacto en el mantenimiento de nuestra terraza o jardín permitirá que el planeta no agote sus recursos, se conserve un hábitat saludable y se garantice la sostentabilidad para las generaciones futuras. Es posible poner en práctica los principios de sostentabilidad en el jardín o la terraza de la vivienda actual.

En toda la gama de productos que interviene en los tratamientos de superficies, podemos encontrar pinturas naturales: fungicidas e insecticidas naturales, protectores para la carpintería exterior, tratamientos para suelos de madera, corcho, etc. con una calidad técnica igualable e incluso superior a la de las pinturas convencionales.

Hoy en día están disponibles en una amplia gama de colores; por eso antes de pintar, lo ideal es pensar detenidamente en el producto que se va a elegir. Leer las etiquetas y los componentes, asesorarse con los vendedores, recapacitando sobre la verdadera relación costo-beneficio que se tendrá con la elección de un producto ecológico.

Combatir la humedad con el mantenimiento de terrazas

A largo plazo, un buen mantenimiento de nuestra terraza nos ahorrará disgustos.

Ahora que ya estamos prácticamente en verano y nos acecha el buen tiempo con la temporada de disfrutar de nuestras terrazas, no podemos olvidar que estas conllevan un mantenimiento. El aislamiento de las mismas es muy importante.

Como no existe un único tipo de aislamiento de terrazas, pudiéndose hacer trabajos para aislar sonidos, humedad, electricidad o calor, es nuestra labor decidir por cuál optar. En nuestro caso, para este artículo centraremos la atención sobre aislamiento de la humedad.

Para cada tipo de aislamiento se utilizarán materiales diferentes, que lógicamente demandarán un mantenimiento distinto en cada caso. Estos materiales poseen las cualidades necesarias para cumplir su función de aislamiento. La mayoría de los que demandan aislamiento de terrazas se centran en la humedad, ya que es uno de los problemas más frecuentes que encontramos en ellas, de esta forma intentaremos evitar que el agua penetre en la estructura de la terraza y la edificación.

Hoy en día, exceptuando los impermeabilizantes derivados del petróleo, el material mas utilizado es el de origen acrílico que poseen muy buenas cualidades en relación a la perdurabilidad y resistencia, no es toxico, cuestión que a su vez le posibilita al este material a colocarse en el interior de la edificación. Los impermeabilizantes a base de poliuretano, es decir un polímero (derivados del petróleo), son muy buenos de ser utilizados en obras civiles, ya que poseen un bajísimo costo de mantenimiento, lo cual no hace necesario ningún tipo de reparación específica, pero no poseen buena resistencia a los rayos de sol. Por ello muchos constructores optan por cubrir o complementar a este material con mallas protectoras que disminuyan el impacto de los rayos solares.

Hiperaislamiento de los edificios para reconvertir el sector de la construcción y adaptarlo a la rehabilitación

Es necesaria una adaptación energética para diez millones de viviendas de aquí a 2050

Un estudio en el que ha participado la Universitat Politècnica de Catalunya ha lanzado una propuesta para acabar con el derroche energético en viviendas y adaptar el sector de la construcción a la rehabilitación de edificios.

Según las estimaciones de este trabajo, este giro de 180 grados en el modelo de negocio de las edificaciones permtiría reactivar el sector y generar entre 110.000 y 130.000 empleos directos y de calidad entre 2012 y 2050. “En la construcción en España, aún no hemos llegado a alcanzar una cultura del aislamiento térmico y de la gestión energética, como la que se da en Austria o Suiza”, agrega el profesor Cuchí, que da clases en la Escola d’Arquitectura del Vallès de la UPC.

Albert Cuchí (uno de los autores) estima que la adaptación de estas viviendas permitiría una reducción del 80% de las emisiones domésticas en el horizonte de 2050, en línea con los planteamientos del futuro acuerdo mundial contra el cambio climático. Las soluciones incluyen un hiperaislamiento de los edificios, la sustitución de calderas por otras más eficientes, la instalación de sistemas de ventilación con recuperación de calor y la colocación de paneles solares para más de la mitad del agua caliente de la casa. Las reformas deberían iniciarse en las casas con más bajos estándares de ahorro energético.

Las acciones más prioritarias deberían centrarse en la impermeabilización del edificio; es decir, un aislamiento de su exterior (fachada, cubiertas, carpinterías, instalar dobles ventanas) e incrementar la eficiencia de los sistemas de ventilación. “Los modernos sistemas de ventilación permiten que el aire caliente exhausto que sale al exterior pase por un intercambiador de calor, de manera que el aire nuevo frío que cogemos del exterior entra calienta en casa, y un 70% de ese calor se aprovecha”, agrega Cuchí, recordando que “todo esto requiere controles en la ventilación y la instalaciones de nuevos sistemas”.

Soluciones para cubrir los cableados visibles del techo

Te descubrimos las ventajas de los diferentes materiales a la hora de revestir el techo de habitaciones, locales de oficinas y/o naves industriales.

Los techos a menudo presentan cableado, conductos de aire, desperfectos en la estructura del edificio… Gracias a los cielos rasos decorativos, logramos acabar con ese problema.

Estos falsos techos se han convertido en una de las opciones más económicas a la hora de cubrir techos en estancias, siendo fabricados en materiales ligeros y en una amplísima variedad de acabados; lo más habitual es que se utilicen para disimular conducciones, cableados, reducir las alturas de los techos originales o incluso reducir el coste de una obra.

Una de sus ventajas, además, es la posibilidad de poner y quitar fácilmente las diferentes piezas necesarias del cielo raso decorativo para poder realizar reparaciones en el interior del techo. Estas piezas están apoyadas en unos soportes cuyos materiales pueden variar pero se encuentran con más frecuencia en entramado de madera y soporte metálico.

Materiales frecuentes en los que los podemos encontrar pueden ser placa de yeso, fibra de vidrio, aluminio y PVC. Es de este último del que hablaremos más a fondo aportando varias cualidades que le convierten en una solución ideal para hospitales, cámaras frigoríficas, estaciones de servicio, escuelas y el hogar. Este material, además de ser ignífugo, es inmune a la corrosión provocada por la condensación y no requiere mantenimiento.

De todos modos, no debemos olvidar que cada material tiene sus limitaciones y dependerá de las necesidades de cada proyecto; los mejores aislantes térmicos y acústicos son la fibra de vidrio y el PVC, mientras que los de aluminio no presentan energía estática, por lo que no se adhiere el polvo a su superficie y son impermeables.

El Panel Stopfon, una solución para aislamiento acústico en locales industriales y viviendas

Este material está compuesto por un envoltorio metálico de lámina de 0,5 mm de espesor zincado en caliente y prebarnizado con esmaltes epoxídicos cocidos a altísima temperatura.

El Panel Stopfon es un material que se utiliza para la construcción de paredes divisorias de locales industriales o viviendas, para fabricar cabinas de aislamiento acústico y para construir barreras acústicas en general.

Su perforación especial con cuatro diámetros diferenciados permite ampliar el campo de frecuencias absorbidas, creando una relación de vacío sobre lleno de aproximadamente el 33%. Gracias a esta propiedad, se perfila como un material que permite un muy buen aislamiento acústico. El Panel Stopfon es idóneo para aquellos que busquen una muy buena protección contra el fuego gracias a su resistencia Clase 0  y se pueden encontrar en varios modelos: panel para revestimiento mural y contratechos (un lado con colchoneta a la vista), panel biabsorbente, panel biabsorbente con membrana atenuadora insertada entre las colchonetas, panel monoabsorbente y panel monoabsorbente con membrana atenuadora insertada entre las colchonetas. Las dimensiones estándar de estos paneles de aislamiento acústico suelen ser en torno a los 325 mm de anchura, 68 mm de grosor y 4.000 mm de longitud, existiendo siempre la opción de pedir dimensiones personalizadas por encargo dependiendo de la empresa.

Bienestar acústico: el fruto de una buena insonorización

Estamos ante un indicador de calidad de vida que no siempre se tiene en cuenta: la insonorización

El bienestar acústico es algo que todos buscamos a la hora de habitar un hogar o reservar un hotel o un apartamento para nuestras vacaciones: una buena insonorización que nos garantice confort gracias a la inexistencia de ruidos.

 

El bienestar acústico es algo que todos buscamos a la hora de habitar un hogar o reservar un hotel o un apartamento para nuestras vacaciones: habitaciones con buena insonorización que nos garanticen un confort gracias a la inexistencia de ruidos provenientes del exterior. Esto lo podemos conseguir mediante las mil y una formas de realizar un óptimo aislamiento acústico.

Lo primero que deberíamos saber a la hora de enfrentarnos a ese gran enemigo que es la contaminación acústica es que el ruido reduce la calidad del sueño, perjudica la salud de forma latente y a largo plazo y produce situaciones de estrés permanente en estados de concentración y comunicación. La OMS tiene establecido en 70 dB el límite superior deseable para conseguir bienestar acústico, mientras que en España, dicho valor óptimo está situado en 55 dB. Ahora basándonos en la realidad, y según recientes estudios de la Unión Europea con fecha de 2005: 80 millones de personas están expuestos diariamente a niveles de ruido ambiental superiores a 65 dB y otros 170 millones, lo están a niveles entre 55-65 dB.

La lucha por conseguir el mayor aislamiento acústico está a la orden del día en nuestra sociedad, aunque la contaminación acústica crece cada vez más. Si bien es cierto que las medidas sostenibles para contribuir a un mejor aislamiento acústico también están en auge. En grandes urbes como Barcelona o Sabadell, esto se multiplica exponencialmente.

La concienciación para conseguir un mayor aislamiento acústico debe crecer todavía, más aún teniendo en cuenta que la Generalitat de Catalunya reducirá en 2012 las ayudas a la rehabilitación de viviendas, a excepción de las que mejoren el aislamiento acústico y térmico, resuelvan problemas estructurales, las que permitan alcanzar condiciones de habitabilidad, y las que mejoren la accesibilidad, entre otros. La insonorización nos beneficia a todos. 

Estas consecuencias y cifras nos pueden dar una idea de la magnitud del problema y de la necesidad de un buen aislamiento acústico en nuestro hogar.

 

 

El invierno trae un inquilino a casa, el frío

Entradilla: 
No todo se debe dejar en mano de la calefacción, un óptimo aislamiento térmico de la vivienda añadido a un sistema de calefacción adecuado a nuestras necesidades son primordiales para que el frío no se instale en casa en invierno.

Pueden haber mil trucos para evitar que el frío se instale entre nosotros en épocas de invierno (burletes adhesivos en los cierres de puertas y ventanas, radiadores debajo de las ventanas, etc.) pero de poco sirve si no tiene instalado en paredes y techos un buen aislamiento térmico

“Cierra la ventana” es la frase mas escuchada en esta época del año, pero ¿Sabia que el 40% de las pérdidas se producen por las ventanas?

Un buen aislamiento térmico nos permite ahorrar entre un 20% y un 40% en la factura de calefacción. Mantener la temperatura del hogar supone el 60% del consumo energético de una casa, durante los meses más fríos, lo que puede convertirse en un sobrecoste considerable que llega cuando apenas hemos logrado superar la cuesta de septiembre, marcada por los gastos de verano y escolares, y justo antes de las Navidades.

Sin un buen aislamiento térmico el gasto anual de calefacción pudiera llegar a  incrementarse hasta en un 70% y por todos es conocido que las malas épocas exigen apretarse el cinturón.

Ante este panorama y con independencia de la instalación de calefacción elegida, el aislamiento térmico es crucial para lograr máxima eficiencia energética y menor consumo. Es la clave para que el sistema de calefacción que decidamos colocar en nuestro hogar no dispare la factura. Una fórmula que se consigue mediante la instalación de materiales aislantes en muros exteriores, cubiertas, suelos y tabiques. De acuerdo con esto, las características propias de cada edificio determinarán la elección del sistema.

 

Claraboyas: un aliado perfecto para la iluminación de calidad

Una claraboya o tragaluz es una ventana que se sitúa normalmente en un tejado o parte alta de una pared, cuyo objetivo es iluminar una estancia o un edifico. La capacidad para dejar pasar la luz que tienen este tipo de estructuras es mucho mayor que las de las ventanas convencionales, ya que al estar situadas en el techo, los rayos del sol pasan totalmente perpendiculares a ellas, lo que las hace un perfecto aliado para la iluminación ambiental. Por este motivo aquellas claraboyas que se sitúen en cubiertas planas van a dejar pasar más luz que las que se instalen en cubiertas en pendiente. No hay que decir que suponen un importante ahorro en iluminación, pero a su vez, también un ahorro en calefacción.

Las claraboyas pueden tener diferentes superficies: pueden sustituir parte de un techo o puede tener la estructura de una ventana u ojo de buey, fijo o móvil. Este último tipo se fijan a la cubierta o tejado mediante un marco que hace que su unión a la estructura del edificio y pueden ser fijas o permitir su apertura, ya sea manual o mediante un sistema electrónico

Los materiales que forman este tipo de sistemas es el vidrio, el PVC, el metacrilato y el policarbonato reforzado con fibra de vidrio, siendo este último el más utilizado por sus propiedades de dureza, aislantes y de transmisión de la luz.

Un aspecto importante a tener en cuenta cuando se va a instalar un tragaluz es la condensación. Es bastante habitual que por la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior del edificio se forme en el tragaluz una capa de vaho. Para solucionar este problema es posible instalar claraboyas de doble cúpula, que generan un puente térmico que hace que no se produzca este problema y que además son un perfecto aliado para el aislamiento de un edificio.

Luz natural en el interior de los edificios

Un lucernario, también llamado tragaluz o claraboya, es una ventana que se instala en un techo o parte superior de una pared con el objetivo de proporcionar luz natural a una estancia.

La instalación de un lucernario en un edificio proporciona no sólo una luz de calidad, sino que también, si está bien situado, un importante ahorro energético y de calefacción.

Los materiales más utilizados para la creación de lucernarios, son la fibra de vidrio, el cristal y el PVC, aunque en los últimos años el material más instalado, por sus excelentes propiedades, está siendo el policarbonato. Este material ofrece unas características que lo hacen ideal para este tipo de instalaciones: tiene gran resistencia a los impactos, elevados niveles de transmisión de la luz solar, se comporta bien ante la presencia de fuego, es ligero y muy resistente a condiciones atmosféricas adversas. Otra característica importantísima para su uso en lucernarios es que es capaz de eliminar hasta el 99% de los rayos UV, por lo que tiene un gran poder de protección frente a las radiaciones ultravioletas.

El policarbonato que se instala en las claraboyas se encuentra en formato placa y puede ser de color, absolutamente transparente o translúcido, para producir luz difusa.

Para su instalación, es importante que se tenga en cuenta el aislamiento térmico, ya que de lo contrario, el tragaluz puede convertirse en un punto débil para la climatización de un edificio. En caso de que no se pueda asegurar un alto aislamiento térmico, es recomendable que se cree un puente térmico.

Otro aspecto importante que se tendrá que tener en cuenta va a ser el mantenimiento: va a ser necesario que pueda accederse a su parte superior con el objetivo de realizar tareas de mantenimiento y limpieza.  Este hecho garantiza a largo plazo los objetivos para los que se instalan este tipo de estructuras.